es   pt

PROCESO PRODUCTIVO

Asesoramiento y diseño conjunto con el cliente.

Los técnicos y delegados de Macla, en estrecha colaboración con el cliente, aconsejan, diseñan la pieza y seleccionan el sistema de fabricación más adecuado a las especificaciones y necesidades de cada aplicación concreta.

Construcción del molde, utillajes y núcleos metálicos

En el taller de Macla o en talleres de confianza, se construyen los moldes, utillajes y partes metálicas, bajo un estricto control de Macla.

Reacción química de producción del poliuretano

En reactores de baja capacidad para controlar bien cada reacción, se elaboran los prepolímeros que serán la base del poliuretano. Se utilizan las mejores materias primas y se realizan test de seguimiento y registro de cada reacción.

Preparación de las partes metálicas

Los núcleos metálicos sufren un completo proceso de preparación para poder recibir el pegamento en las mejores condiciones. Granallado de alta presión, desengrases múltiples y adhesivos especiales garantizan una perfecta adhesión del poliuretano al metal.

Colada

El prepolímero recibe, mediante dosificación controlada por ordenador, los aditivos necesarios que completan la fórmula y el líquido caliente se cuela en moldes debidamente preparados.

Centrifugado

El poliuretano líquido puede verterse en centrífugas de aleación especial que girando a altas velocidades producen cintas de diferentes espesores y durezas con una homogeneidad perfecta.

Prensado

En un complejo proceso de prensado se produce un poliuretano intermedio semiespumado que posteriormente es sometido a alta presión y temperatura, obteniéndose piezas de alta elasticidad y de paredes muy finas.

Inyección

El poliuretano termoplástico así como otros plásticos técnicos son sometidos a altas temperaturas y una vez fundidos se introducen en el molde sujeto a alta presión. Por este método se obtienen piezas de geometría complicada y permite la fabricación rápida de grandes series.

Tratamiento térmico posterior

Es un punto fundamental en la calidad de las piezas de poliuretano.Estas son sometidas a varios procesos de calentamiento y enfriamiento durante semanas, para que obtengan sus mejores características y propiedades físicas.

Mecanizado

Las piezas son terminadas en tornos y autómatas especiales para garantizar un perfecto acabado de las superficies y las medidas.

Control de calidad

No tan solo al final sino durante todo el proceso, el control permanente garantiza la calidad y la trazabilidad de las piezas. Normalización DIN EN ISO 9001:2000 certificada por DEKRA.

Ensayos de carga y resistencia

Sistemática y aleatoriamente las piezas son sometidas a ensayos de duración y de respuesta frente a diversas solicitaciones mecánicas y químicas

Trazabilidad

Antes y durante el proceso, se registran los lotes de materias y de producción, para examinar y controlar la trazabilidad que garantiza una información permanente de la calidad