Poleas de Desvío

Las poleas de desvío son esenciales en sistemas de elevación, garantizando eficiencia y seguridad en diversos ámbitos industriales. Su diseño permite desviar cuerdas o cables, distribuyendo el peso uniformemente y optimizando el esfuerzo de elevación.


Diámetro : 320 hasta 650 mm

Ancho: 80 hasta 178 mm


  • Poliamida colada OPTAMID®, fabricada por Röchling
  • Reducido peso específico (1,15 g/cm³)
  • Gran solidez y dureza
  • Elevada resistencia a la entalladura
  • Resistencia al desgaste y abrasión
  • Buenas propiedades de deslizamiento
  • Resistencia a la corrosión
  • Prácticamente sin absorción de humedad
  • Estabilidad dimensional
  • Mantenimiento reducido o nulo

Estas poleas tienen las siguientes ventajas con respecto a las tradicionales de fundición:
Una importante reducción de peso que permite facilita el transporte y montaje, sobre todo en los
trabajos de sustitución en instalaciones en funcionamiento.
Debido a su menor masa también precisan de un menor esfuerzo de arranque.
Los ruidos de marcha se reducen también de forma muy significativa.
Gracias el reducido módulo E del material, la polea se adapta mejor al cable, consiguiendo aumentar la zona de contacto entre la polea y el cable.
La presión superficial entre la polea y el cable es menor y el cable sufre menores deformaciones lo que alarga su vida de servicio.
La buena elasticidad del material conlleva una mejor amortiguación de las oscilaciones.
Las poleas se fabrican en color amarillo, por lo que no precisan pintado

No se encontraron materiales para este producto.

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium

Texto botón TAWK